RSS de Portada
Portada > noticia
Regulación | América Móvil

América Móvil venderá parte de su negocio en Mexico por la presión del Gobierno

13/08/2014

Las reformas legislativas acometidas en México por el nuevo gobierno de Peña Nieto prometen remodelar el mercado de las telecomunicaciones azteca hasta dejarlo irreconocible.

El pasado mes de Marzo, la operadora propiedad del magnate Carlos Slim fue declarada agente económico preponderante”  en el sector de las telecomunicaciones, que viene a suponer la misma categoría que en Europa se conoce como“operador dominante”; es decir, que se considera este operador como un ente que puede llegar a ejercer un abuso de dominancia en el mercado, y por ello, se le somete a unas normas reguladores específicas y asimétricas con respecto a sus competidores.

De hecho, según la nueva Constitución mexicana, una empresa preponderante es aquella que tiene una participación en el mercado nacional superior al 50% de audiencia, tráfico, usuarios o suscriptores en el sector de las telecomunicaciones o de la radiodifusión y el holding América Móvil contiene dos empresas que superan este umbral: Telmex, con el 80% del mercado de telefonía fija y Telcel, con el 70% del mercado de telefonía móvil.

Por ello, y a partir de ahora, a América Móvil se le imponen nuevas obligaciones, como la de limitar la libertad tarifaria de ambas operadoras, restringir su entrada en la televisión de pago o el deber de compartir sus infraestructuras con los competidores.

Para evitarlo, Slim busca vender un paquete "transversal" de activos que le permita reducir su participación en el mercado local a menos de 50 por ciento y que, a la vez, sea atractivo para un eventual comprador. De este modo, América Móvil podría entrar en el mercado de la TV, su principal objetivo en la actualidad, y sacudirse del resto de obligaciones reglamentarias.

Además de la eventual venta una parte de su red de telefonía, la empresa también anunció la separación de su infraestructura de estaciones base, lo que ha disparado los rumores acerca de que podría también vender dichas operaciones a terceros.

Hasta tal punto está decidida América Móvil a realizar esta desinversión en su país de origen, y principal granero de ingresos, que pretende concluirla en un plazo “no más allá de seis meses”.

En su comunicado, América Móvil ofrece alguna pista de qué tipo de comprador quiere: “El consejo de administración ha decidido la desincorporación y venta de ciertos activos en favor de algún nuevo operador independiente de América Móvil, fuerte, con experiencia en el sector de las telecomunicaciones y con alta capacidad económica y técnica, que sea una verdadera opción para participar en este sector intensivo en capital, para superar el obstáculo de la insuficiente inversión de nuestros competidores en México”.

Todas las miradas se han dirigido inmediatamente al operador estadounidense AT&T, antiguo socio de Slim, el cual podría convertirse en el principal candidato a hacerse con estos activos, lo que podría frenar su pretendido interés en otros activos ubicados en Europa. Otras fuentes incluso apuntan al supuesto interés de Vodafone, aunque su Presidente Ejecutivo, Vittorio Colao, lo ha desmentido públicamente[1].

Sin embargo, la puja por hacerse con una parte importante del pastel de las comunicaciones en México se acaba de abrir y habrá más interesados…

 

[1]http://www.reuters.com/article/2014/07/16/vodafone-mexico-idUSL6N0PR1RR20140716?feedType=RSS&feedName=telcommunicationsServicesSector

SMC-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta
SMCUGT UNI UGT Confederal ITF IUF-UITA-IUL Imatek