RSS de Portada
Portada > noticia
OPINIÓN ı EL DIVÁN

La playa

04/09/2015 | Marcos Ruiz Cercas

La ira es un estado al que no se llega fácilmente. Debe haber una causa detonante que empuje al individuo hacia ese instante que precede a la locura. Ayer, la estampa de una playa al atardecer, rota por la brutalidad de la muerte más injusta –que siempre es la de un niño–, arrancó del lado oscuro de mi alma los peores instintos: violencia, venganza, ira, caos... A mis ojos vidriosos, que reflejaban el pequeño y frágil cuerpo de un ser humano de tres años, ya sin vida, acudieron imágenes surrealistas: pateras repletas de parlamentarios impecablemente vestidos con indisimulados gestos de pánico; hemiciclos convertidos en improvisados tanatorios para almacenar cadáveres arribados a las costas; residencias presidenciales clausuradas por ineficaces; consejos de ministros reunidos en celdas malolientes por omisión del deber de socorro; congresos, consejos, parlamentos y senados transformados en museos de la vergüenza. ¿Para qué sirven la política, la gobernanza, el derecho y Europa si aquellos que huyen de la muerte no encuentran cobijo al otro lado del muro? ¿Qué utilidad tienen las instituciones si sus representantes, los que ostentan el poder, justifican su inacción tras discursos hipócritas y gestos cínicos? La imagen de un niño muerto en una playa me quita el sueño y la esperanza. Ojalá a sus señorías se les pudra el alma (si la tienen).

SMC-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta
SMCUGT UNI UGT Confederal ITF IUF-UITA-IUL Imatek